mayo, 2013

Cuota Cero y servicio de Bolsa de Trabajo

9 mayo, 2013 a las 10:07 am   en Blog // (0) Comentarios

Esta web evoluciona conforme a las necesidades que vosotros mismos, los Demandantes de empleo, nos vais comunicando a los responsables de la misma. Hoy me toca explicar una serie de asuntos que yo pensaba que estaban completamente claros, pero que varios correos recibidos en esta semana me han llevado a pensar que no es así, ni mucho menos.

Esta web tiene unos gastos. Estos gastos se sufragan a través de los presupuestos de la Asociación de Graduados e Ingenieros Técnicos de Telecomunicación, y de los de su entidad hermana, el Colegio de Graduados e Ingenieros Técnicos de Telecomunicación. Por tanto, para poder tener derecho al servicio que presta la Bolsa de Trabajo, es preciso estar al corriente de todas las obligaciones correspondientes a la doble condición de asociado y colegiado.

La más importante, por supuesto, estar asociado o colegiado.

Una de las tareas de los responsables de esta Bolsa es filtrar a los nuevos inscritos para asegurarnos de que cumplen con esta condición. A aquellos que no aparecen en nuestras bases de datos se les bloquea el usuario y se les envía un correo para indicarles la circunstancia. En función de la respuesta se les reactiva el usuario, o se les da de baja definitivamente de la Bolsa.

Ahora bien, tenemos una casuística nueva provocada por la actual situación económica, y es la de colegiados que se han dado de baja de esta condición, y que pese a ello quieren seguir formando parte de la Bolsa.

Esto no es posible, y ha de quedar bien claro: quien se dé de baja en su condición de asociado o colegiado pierde automáticamente su derecho a recibir el servicio de la Bolsa de Trabajo. No hay en ello nada raro. De la misma manera, quien no compra el billete no puede subir al autobús.

Sucede que en los últimos tiempos parte de las bajas se producen porque hay compañeros que deciden reducir gastos, y en consecuencia, prefieren eliminar de su presupuesto el desembolso que supone pagar las cuotas de Asociación y Colegio. Hay una manera en que puede realizarse esta reducción de gasto y a la vez mantener el servicio de la Bolsa de Trabajo. Esta manera es la solicitud de Cuota Cero.

Cuota Cero es otra de las facilidades que da el Colegio, consistente en que a los colegiados desempleados, siempre que justifiquen documentalmente esta condición, se les exime del pago de las cuotas correspondientes sin perder por ello todos los derechos de la colegiación. Uno de los derechos que no se pierden es el del acceso a la Bolsa de Trabajo.

Por tanto, si alguno de vosotros está pensando en darse de baja de su condición de asociado o colegiado por no poder afrontar los gastos que ello conlleva, solicitad Cuota Cero a través de la Recepción del Colegio (recepcion@coitt.es). De esta manera podréis seguir accediendo a las ofertas de la Bolsa de Trabajo, y a los servicios asociados.

Un saludo.

José Manuel Rodríguez Gómez-Escobar

Gestor de la Bolsa de Trabajo

Artículo de interés: “El mejor candidato para cada puesto”

2 mayo, 2013 a las 10:56 am   en Blog // (0) Comentarios

Reproducimos a continuación, por su interés, el artículo El mejor candidato para cada puesto, firmado por Inma Moscardó para la edición digital del diario Cinco días. El original está en este enlace.

El mejor candidato para cada puesto

Inma Moscardó

Desempeñan un papel clave en la intermediación y el asesoramiento a los desempleados y en la búsqueda del profesional idóneo para las empresas y tienen un rol no menos importante como dinamizadoras del mercado laboral. Como todos los sectores, las agencias de colocación notan la crisis, pero con algunas diferencias. No han advertido un aumento del negocio como tal, ni tampoco sufren la recesión en forma de reveses que las obliguen a contraer presupuestos o aligerar plantillas. Lo que sí evidencian es una mayor oferta de profesionales y un perfil más abierto de los buscadores de empleo tanto en formación como en franjas de edades, y también un cambio, a la baja, en los salarios y condiciones y beneficios contractuales, peores, que ofrecen las empresas y que los parados están dispuestos a aceptar.

Hay que mentalizarse, explica Diego Casas, director ejecutivo de Michael Page Group, una de las principales consultoras especializadas en reclutamiento y selección de personal. “Estamos en una nueva realidad, en la que no hay que esperar a que pase la crisis, hay que trabajar desde una perspectiva diferente”, apunta. “El papel de las agencias ha cambiado muchísimo. Antes éramos básicamente orientadores de empresas y ahora lo somos también de candidatos, en una situación general muy difícil”, señala.

Lejos de recrearse en el desaliento que el contexto económico hace inevitable, Casas aconseja a los profesionales en busca de empleo que trabajen todos sus potenciales. “Es triste renunciar a tu vocación, pero si no puedes realizarte para la profesión que te has formado o en la que llevas años de experiencia, hay que buscar alternativas”. A veces “hay que buscar empleo a partir de nuestras habilidades, gustos o aficiones, y en este proceso la actitud y la racionalidad cuentan mucho”, hay que reinventarse y, “para acortar tiempo de búsqueda” y no hacerse falsas expectativas, entender “cuál es la oferta real del mercado y los salarios y condiciones ofertadas”, es decir, peores.

Todas las agencias coinciden en que con más de seis millones de parados y una tasa de desempleo superando el 27%, récord histórico en España –unas cifras que el Banco de España preveía para final de este año, y auguraba un ligero retroceso solo a partir de 2014–, lógicamente se ha disparado el número de personas que acuden a sus oficinas en busca de ayuda, orientación o atención. “Nuestra labor es ayudar a los desempleados a tener más oportunidades en la búsqueda de un trabajo poniéndoles en contacto con la oferta real”, afirma Santiago Soler, secretario general de Adecco. Enfatiza que estos “reconocen en nuestro trabajo una oportunidad real de aumentar sus posibilidades de encontrar empleo”. Desgraciadamente, reconoce, “no existen soluciones para todos ni soluciones milagrosas, pero es un nuevo canal que les ayuda a mejorar su posición en el mercado”.

Este tipo de consultoras tiene la ventaja de su larga experiencia en gestionar la empleabilidad, señala Luis Pérez, director de relaciones institucionales de Randstad, “conocemos perfectamente las necesidades de las empresas y los perfiles de los candidatos”. Un valor que les proporciona la gran capacidad para hacer el encaje perfecto en una situación donde las ofertas laborales se han reducido. Con una media de 500.000 visitas diarias en la web de Randstad, Pérez está seguro de encontrar “el mejor candidato para cada puesto y el mejor trabajo para cada candidato”. Anima a “reinventarse y transformarse porque hay puestos de trabajo y sectores que hace cinco años nadie hubiera pensado que estuvieran en peligro” y que ya no existen, ni van a volver, entre ellos construcción, banca o medios de comunicación.

El sector coincide en el nivel tan bajo de emprendimiento que existe en España, comparado con otros países, cuando este podría ser una salida natural para muchas personas si enfocan bien sus habilidades, experiencia y formación.

El perfil de los candidatos que se dirigen a las agencias de colocación en busca de orientación, un servicio gratuito en todas ellas, ha cambiado mucho y es de lo más variopinto. “Es imposible establecer una radiografía”, reconoce Manuel Solís, director general de Manpower.

Los jóvenes siguen siendo en España, por franja de edad, el colectivo más afectado por la falta de oportunidades. La tasa de desempleo se ha multiplicado por tres desde 2007 y se sitúa actualmente en un alarmante 57%, la más alta entre los países de la Unión Europea, junto con Grecia.

Sin embargo, si hace unos años el perfil mayoritario de parados era de jóvenes, estudiantes que buscaban una oportunidad para compaginar estudios o trabajo o buscaban su primer empleo o de media jornada, hoy ha cambiado radicalmente y “advertimos que se ha incrementado el nivel formativo de las personas que acuden a nuestras oficinas, ha crecido el número de personas que llevan más de un año buscando trabajo” y ha aumentado también la edad de los demandantes, su experiencia y cualificación profesional.

Hoy también es difícil hablar de sectores que generan más ofertas. “Sería más apropiado”, continúa Solís, “hablar de ciertas áreas comunes en muchos sectores, como puede ser el área financiera, gestión de cobros y comercial. Los sectores relacionados con la exportación o todas aquellas empresas con negocio fuera de nuestras fronteras están creando más empleo, provocando oportunidades laborales que candidatos con disposición de movilidad pueden aprovechar”. Las nuevas tecnologías y las redes sociales “son actualmente emisores de un elevado número de ofertas”, recalca.

Un tipo de empresa que también está generando empleo son las compañías que “podríamos denominar low cost, es decir, todas aquellas que ofrecen productos a bajo precio, ya sea en restauración, ropa, complementos o viajes”.

En 2013 también se prevé una elevada demanda de perfiles profesionales que resultan estratégicos para las empresas “en sectores como ingeniería, rama comercial, profesionales del ámbito tecnológico y la informática o las nuevas figuras surgidas del marketing o los médicos especialistas”, añade Santiago Soler.

Ninguna agencia se atreve a establecer un tiempo medio para un candidato que busca sus servicios. Coinciden en que depende mucho de varias razones, entre ellas el perfil de cada profesional, sus expectativas de trabajo, cualificación, experiencia, entorno empresarial en que se busca trabajo y zona donde esté. Coinciden también en que, en general, este tiempo es mayor que hace unos años y aconsejan que en una situación de desempleo lo importante es no quedarse parado.