mayo, 2012

Manual de usuario Demandante de Empleo (II)

30 mayo, 2012 a las 10:14 pm   en Blog // (0) Comentarios

Una de las cosas que me llaman la atención de las candidaturas que examino, y que entra en la categoría de mala práctica, es la costumbre que tiene alguna gente por enviar el archivo de su CV con la indicación “CURRICULUM VITAE”, o “C.V. actualizado”, o “CV [fecha]”.

Supongo que aquellas personas que tienen que manejar varias decenas de CV’s al día se encontrarán con el problema de que al dar clic para archivar, o cambian el nombre del archivo, o pueden machacar otro archivo con la misma referencia. Y, por otro lado, sospecho que se encontrarán con la dificultad añadida de que no recuerden el nombre del que envió ese archivo. Estamos hablando de gente que maneja decenas de CV’s, y que por ello es incapaz de retener todos los nombres que examina.

Mi sugerencia es enviar el archivo del CV de manera que sea fácil de identificar. Si se trata de un CV para una oferta de, por ejemplo, “Ingeniero Técnico de Telecomunicación para Comunicaciones Navales”, el archivo se envíe con el nombre “ITT Oferta Comunicaciones Navales”. Si se trata de una autocandidatura, de un envío a puerta fría, o de un envío genérico (porque haya varios perfiles en los cuales el CV pueda encajar), lo mejor es enviarlo con el nombre: “José Manuel Rodríguez Gómez”, o, incluso mejor (para poder archivarlo en un disco duro) “Rodríguez Gómez José Manuel”. El tema de poner tildes no es opcional, salvo que el destinatario sea positivamente alguien de quien se sabe que va a manejar el CV desde un sistema sin herramientas en español. En cualquier caso, en español o en otro idioma, el archivo no puede llamarse “JOSE MANUEL RODRIGUEZ GOMEZ” o “ITT OFERTA COMUNICACIONES NAVALES”. Si en internet el uso de mayúsculas indica que se ha levantado la voz, en un disco duro un archivo con las mismas mayúsculas es un archivo que chilla.

Espero que este consejo (puesto que no me atrevo a ir más allá) sea de ayuda.

José Manuel Rodríguez Gómez-Escobar
Gestor de la Bolsa de Trabajo AE y COITT

Etiquetas :

Manual de usuario Demandante de Empleo (I)

17 mayo, 2012 a las 8:41 pm   en Blog // (0) Comentarios

Dos compañeros me han llamado la atención sobre un asunto que creo que es lo bastante importante como para comentarlo aquí, en tanto soy capaz de terminar el manual de usuario para Demandantes de Empleo que tengo que escribir.

El asunto es bien sencillo. Estos compañeros se quejan de que se han inscrito a ofertas en la web de la Bolsa de Trabajo, y no han recibido ninguna respuesta a ninguna de esas inscripciones. Y se preguntan si es que pasa algo, o si es que la página web no funciona bien.

Lo primero que conviene aclarar es que hasta el momento las dos páginas web de la Bolsa de Trabajo (la vieja, y ésta desde la que me leéis) funcionan sin problema. De hecho, no tengo registrada ninguna incidencia con ninguna de las dos.

Lo segundo que conviene aclarar, y aquí habré de extenderme un poco más, es cómo funcionan las dos webs.

Básicamente las dos funcionan de la misma manera. En las dos, las empresas que lo desean publican sus ofertas, reciben los CV’s de los colegiados que responden a dichas ofertas, y los procesan. En ese proceso deciden ponerse en contacto, o no, con el colegiado. Incluso en aquellos procesos en que la oferta figura como Bolsa de Trabajo COITT (es decir, que la publico yo en nombre de alguna empresa), los CV’s terminan en manos de la empresa dueña de la oferta, que los procesa igualmente, y del mismo modo decide responder, o no, a los colegiados.

En cualquier caso, el proceso de los CV’s obtenidos en nuestras webs es algo interno de dichas empresas, y por tanto el Colegio, y la Bolsa en particular, ignora el modo en que se sigue el proceso de selección, salvo que las empresas decidan voluntariamente compartir esa información con nosotros. Ya os adelanto que son pocas las empresas que deciden hacerlo. Es su decisión y su proceso; no hay gran cosa que podamos hacer al respecto.

¿Hay algún modo de saber si la empresa está considerando el CV para la oferta? Si se conocen los datos de contacto de la empresa, lo mejor es dirigirse a ellos directamente, exponerles la situación, y tratar de obtener una respuesta de esa manera.

Quiero aprovechar esta entrada para hacer un comentario adicional. En varias ocasiones he enviado correos a colegiados que han aplicado a ofertas que estaban lejos de su perfil profesional, para indicarles esta situación. Algunos me han respondido no pierdo nada por aplicar. Nada más falso.

Si aplicas a 50 ofertas, y sólo para 10 de ellas tienes el perfil requerido, no puedes esperar más de 10 respuestas. No es lógico esperar otra cosa; es más, aunque pienses de manera consciente que en realidad sólo hay 10 ofertas en las que realmente encajas, al responder a 50 te estás creando a ti mismo unas expectativas falsas, y de ahí que puedas sentir una frustración acumulada si no te responden desde ninguna de las ofertas, ni desde las 40 que sabes que no son adecuadas a tu perfil, ni desde las 10 que sospechas que sí lo son. Además, al aplicar a una oferta sin tener el perfil para ello, es como si estuvieras generando una autocandidatura a puerta fría. Estás gastando un cartucho que, empleado en un perfil de oferta que sí se ajusta a ti, podría dar en el blanco con mucha más facilidad.

Por tanto, mi consejo (y os aseguro que tengo experiencia propia y ajena al respecto) es que no respondáis a una oferta sólo por si acaso. Si queréis generar una verdadera autocandidatura, no lo hagáis de esta manera.

José Manuel Rodríguez Gómez-Escobar

Gestor de la Bolsa de Trabajo de la AEITT y del COITT

Etiquetas :